Agirre Center
2018/11/14 22:15:00 GMT+1
“Tenemos que enseñar lo que no sabemos en relación con los puestos de trabajo que no conocemos. La clave no es sólo saber, sino entender”. Así resumió el director de Agirre Lehendakaria Center (ALC), Juan Jose Ibarretxe, el seminario celebrado el pasado 14 de noviembre en la nueva sede de Etorkizuna Eraikiz y organizado junto a la Diputación Foral de Gipuzkoa. Este encuentro, en el que participaron 30 personas provenientes de instituciones, empresas, centros educativos y universidad, contó con las opiniones de Charles Leadbeater, uno de los expertos más reconocidos mundialmente en innovación y creatividad. Actualmente forma parte del equipo de Mariana Mazzucato en el Instituto de Innovación de la Universidad College de Londres. En su intervención abogó por "apostar por una economía con alma y raíces".

El Diputado General de Gipuzkoa, Markel Olano, afirmó en este foro que la cuestión del futuro del trabajo es una preocupación social importante porque las personas se preguntan “¿en qué trabajaré? ¿la formación que recibo hoy me valdrá la mañana? ¿podré comprarme una casa? ¿habrá o no habrá pensiones?” No hay certezas. Y ello conduce a visiones catastrofistas y a resistencias.

Durante su intervención, Charles Leadbeater abundó sobre ese tema y trató de despejar el panorama partiendo de una premisa contundente: “el futuro es ahora”. Puso numerosos ejemplos de cómo estaba cambiando el mundo del trabajo. Desde supermercados hasta mostradores de embarque donde no trabaja ninguna persona. Ahora bien, ante este presente y en su opinión, la principal preocupación es revertir la tendencia que conduce hacia un mundo donde haya unos pocos que ganen mucho y una inmensa mayoría con trabajos mal pagados, en lo que supondría la desaparición de la clase media.

El experto internacional señaló la importancia que tiene el trabajo en la vida de las personas. Es un medio para crear, para sentirse parte de una comunidad, para tener un sentido. Por ello, propone que se implementen estrategias que incorporen el “buen trabajo” en un concepto más amplio de la “buena vida”. Considera necesario repensar de manera conjunta el trabajo, la educación, la vivienda, la solidaridad, las ciudades, etc., de forma integrada.

Leadbeater compartió su receta: combinar conocimiento, capacidades y personalidad, o, como gráficamente indicó, “cerebro, mano y corazón. Y, ante todo, huir de modelos como el de Silicon Valley – lo definió como “un increíble éxito desastroso” – y apostar por una economía con alma y raíces, una economía generativa y regenerativa, equilibrada y sostenible, organizada alrededor de un sentido y no solo del dinero.

Finamente realizó un llamamiento. Indicó que Euskadi, por su situación económica, su vocación por la innovación, su cultura o por el componente cooperativo, tiene una gran oportunidad y una gran responsabilidad para impulsar nuevos modelos alternativos. Fue, sin duda, un buen final para alentar a todas las personas presentes en el camino de impulsar la transformación vasca.

Lee la entrevista a Charles Leadbeater en el Noticias de Gipuzkoa