El Informe Cotec recoge la evolución de los principales datos de la I+D y la innovación en España durante la segunda década del siglo XXI. Asimismo, constata el giro de las actividades de investigación e innovación hacia la resolución de problemas sociales. En este sentido, y teniendo como telón de fondo los objetivos de desarrollo sostenible que la ONU estableció en el año 2015, dedica un capítulo completo a la innovación social y destaca la labor de ALC como laboratorio experto en la materia.

En su capítulo cuatro, de cinco en que se estructura, afirma que se observa una tendencia a ampliar el espacio tradicional de la innovación incorporando la dimensión social en las políticas, iniciativas y proyectos. Así, ratificando este argumento, pone seis casos como ejemplo. En tres de ellos ALC desempeña un papel decisivo y relevante: Etorkizuna Eraikiz; Debagoiena 2030; y el Centro de Innovación en Tecnología para el Desarrollo Humano de la Universidad Politécnica de Madrid (itdUPM) y Agirre Lehendakaria Center.

Tres experiencias en las que se busca, respectivamente, profundizar en nuevas experiencias de gobernanza colaborativa; reinventar el ecosistema industrial del Valle de Mondragón; e impulsar junto a otras organizaciones como el EIT Climate KIC, los ecosistemas de colaboración masiva Deep Demostration que abordan múltiples desafíos sociales con una visión sistémica.