El viernes, 22 de febrero, fue un día para rememorar la historia y comprobar la vigencia de la herencia que grandes hombres de la democracia sembraron en el pasado. Así, Juan Jose Ibarretxe, Lehendakari Ohia y Presidente de la Fundación Agirre Lehendakaria Fundazioa, y Quim Torra, President de la Generalitat, caminaron juntos como hace ochenta años lo hicieron el President Companys y el Lehendakari Agirre para cruzar a Francia camino del exilio y huyendo del totalitarismo. Fue en febrero de 1939. Ibarretxe y Torrá, pisando por donde pisaron sus antepasados políticos, honraron y recordaron su memoria y pusieron en valor su gran legado como hombres de paz que defendieron desde la palabra, desde la democracia, a sus respectivos pueblos.

Este acto, cargado de simbolismo y significado, se enmarcó en un viaje a Catalunya del Presidente de la Fundación Agirre Lehendakaria Fundazioa que concluyó con una charla multitudinaria en el municipio de Banyoles bajo el título “Una mirada sobre el Procés”.

Dejó escrito el Lehendakari Agirre en su obra de Gernika a Nueva York que “… salía el Presidente de Cataluña señor Companys por el monte, camino del exilio. A su lado marchaba yo. Le había prometido que en las últimas horas de su patria me tendría a su lado, y cumplí mi palabra. También el pueblo catalán emigraba, y también la aviación de Hitler, Mussolini y Franco, asesinaba a mansalva a aquellos peregrinos indefensos. Las tropas de la República se retiraban a la frontera francesa. El abandono más absoluto por parte del mundo acompañaba a la derrota de aquellos adversarios del totalitarismo. Yo miraba con dolor a los fugitivos, porque para nosotros los vascos se había guardado en Francia aquellas normas de pudor que impone la desgracia. Se nos atacó y calumnió por los bien pensantes, pero vivimos en nuestras propias instituciones y fuimos distinguidos con afecto por las autoridades y personalidades de todas las ideas. Pero a aquella inmensa caravana de gente sin patria y sin hogar, le esperaba los campos de concentración como toda hospitalidad”.

Torrá e Ibarretxe realizaron el camino juntos. Sin más compañía, compartiendo  conversación en privado.

Fem camí. Bidea eginez. “Las olas, catalana y vasca, algún día coincidirán”.

Tras cubrir el histórico paseo, el Presidente de la Fundación Lehendakaria Agirre Fundazioa y Director de Agirre Lehendakaria Center (ALC) compartió mesa redonda con Xavier Cortadellas, editor de “Miradas en torno al Procés”, Pep Cruanyes, Vicepresidente de la ANC, y Sónia Tubert, periodista, quien moderó el encuentro. Ibarretxe, ante un auditorio abarrotado y bajo el título “Fem camí”, realizó una exposición en la que afirmó en relación a la respuesta del Estado a la propuesta catalana que “es difícilmente creíble que quien no acepta la democracia, quien no reconoce que se vulneran derechos humanos individuales y colectivos, pueda aceptar cualquier tipo de negociación política que desarrolle un marco democrático”.

En esa situación y en vista de las próximas convocatorias a las urnas, continuó, “el hecho de que los partidos políticos y la sociedad catalana no actúen con unidad puede ser determinante para las reivindicaciones democráticas. Hay elecciones por delante. Los líderes políticos han de actuar con suficiente inteligencia como para saber que en ese escenario hay que saber competir y cooperar. Hay que aprender a competir en el mercado del voto y, sin embargo, cooperar en las grandes líneas maestras de la política. Confío en que las elecciones no marquen unas distancias irreconciliables entre los partidos políticos”.

 El Director de ALC, a preguntas de la periodista, concluyó su intervención aludiendo a la suma de esfuerzos y diciendo que “si en el pelotón fuéramos a relevos iríamos mejor, más rápidos. Las olas, catalana y vasca, algún día coincidirán”.