graffs.png 

  1. Ayudan a conectar multitud de iniciativas y refuerzan la coherencia y visibilidad de las mismas, a través de una metodología colaborativa, en lugar de recurrir a proyectos aislados. 
  2. Crean redes de actores vinculadas a la plataforma que identifican las necesidades y estrategias adecuadas para implementar un programa en un territorio concreto. 
  3. Permiten aprovechar el conocimiento avanzado ya existente de una comarca, ciudad o país (universidad, cooperativas, ayuntamientos, iniciativas comunitarias, incubadoras, etc.) mucho más intensamente. 
  4. Generan ecosistemas de innovación conectados entre sí, aumentando el impacto de las iniciativas. 
  5. Reducen el riesgo de la inversión y generan una estrategia de salida a medio y largo plazo para sus impulsores.